viernes, 27 de marzo de 2009

Un paseo por BaBiA

Después de demasiado tiempo, yo diría en exceso, pude por fin volver a retornar las aventuras que este hermoso paraíso nos ofrece. Y más en esta época que todos los animales salvajes andan libremente disfrutando de su libertad. Esta vez nos juntamos dos de los montañeros de la familia, ya que el otro anda mezclado con los yankis; y nos propusimos andar un poco para desentumecernos después de un largo periodo de tiempo sin caminar. En este tiempo no es muy difícil llegar a divisar algo, ya que es cuando después del invierno salen practicamente todos los animales de invernar, y encima con el buen tiempo que pudimos disfrutar la verdad que no nos costó demasiado y mereció la pena andar. Nos encontramos con una larga diversidad de fauna, desde el zorro, que estuve a punto de pisarle, pasando por el corzo con sus corzines, pegas... y gran cantidad de bellos paisajes, bastante común por estos parajes. Al final nos pusimos a caminar y a perseguir a las corzas y nos tiramos casi todo el día fotografiando todo tipo de detalles.
A continuación una pequeña muestra de la cantidad de cosas que nos encontramos y de lo mal que lo pasamos.

Pantano de Luna

Mirador de Luna











Bellos pasajes antes de llegar a nuestro destino












Hasta que la nieves nos lo impidió cortandonos la carretera






















Increibles vistas de la Laguna grande


video












video

video

video

video

video

Y por fin, después de estar divisando hermosos paisajes, nos sorprendieron lo que vinimos a buscar, la gran diversidad de fauna que estas tierras nos ofrece:




















































































































No nos costó subir ni nada con la nevada que había
















video
video

Una pequeña muestra de la cantidad de nieve que nos encontramos

video
video
video



































video

¿Cómo es posible no enamorarse de esta comarca? No es por menospreciar ninguna otra parte de nuestra península, pero os puedo asegurar que una vez que conoces estos lares, es imposible olvidarse o no querer repetir regresar, por lo que desde aquí me gustaría agradecer a esa gente que me enseñó lo que era realmente disfrutar de esta tierra, y a toda esa gente que no lo conoce, os lo recomiendo como una cosa imprescindible de cumplir en la vida antes de irse al otro barrio. Gracias por enseñarme a disfrutar de todo esto que nos rodea y deseo que aquellos que lo conocen lo sigan cuidando como lo hacen hasta ahora.